Dile Hola Transylvania y conoce sus 3 pueblos emblemáticos

Te invitamos a descubrir todo lo que tiene para ofrecer la maravillosa ciudad mística del Conde Drácula, viajar a través de esta sorprendente región rumana y darle un animado Hola Transylvania a los monumentos, castillos y rincones más emblemáticos de este lugar sin duda le dará un significado diferentes a tus próximas vacaciones. Son muchos los pueblos para visitar en Transilvania pero acá haremos énfasis en tres principales lugares que una vez que hayas conocido querrás volver a recorrer.

Sighisoara

Sighisoara se cuenta como una de las pocas fortalezas medievales que existen en el mundo habitada. Los niños asisten al colegio que está en el alto de la colina a 425 metros. También se  encuentran la iglesia y el cementerio, todo dentro de una bonita ciudad que conserva su esencia. Sus  callejuelas estrechas empedradas y las casitas antiguas en colores pastel con sus geranios en las ventanas son su particularidades más atractivas.
Esta ciudad está representada por su Torre con un Reloj, del s. XIII-XIV, llamada la Torre del Consejo y que, durante siglos, ha sido la entrada principal de la ciudad. Al subir a lo alto de la torre se podrá disfrutar de una magníficas vistas apreciando a lo lejos la ciudad de  Madrid que solo queda a 2360 km. Es en esta ciudad donde vivió el famoso Conde Vlad Tepes, conocido como Drácula. Hoy en día la casa es un restaurante y, además de comer, puedes visitar las dependencias donde vivió. 

Brasov

Brasov se trata de los mayores destinos turísticos, no sólo por su belleza sino también por su ubicación en Transylvania siendo  una de las siete ciudades sajonas de esta región es conocida como Siebenbürgen. Aquí te encontrarás a medio camino entre los monasterios de Bucovina y la región de Maramures, con sus famosas iglesias de madera.
La ciudad se encuentra rodeada de montañas y bosques y lo más curioso de este paisaje son los Cárpatos que albergan la mayor población de osos pardos de Europa, alrededor de 6000. En esta zona estos animales habitan muy cerca de la ciudad. Si se tiene suerte hay posibilidad de adentrarse en la montaña con unos guías podrás observarlos en su hábitat natural.

Maramures II

Viajar en la última máquina de vapor de Europa, que todavía se utiliza para su propósito original de transportar troncos, es una experiencia única y algo que cualquier persona que disfrute con los trenes o la naturaleza debe hacer. Y aquí en Marumeres II podrá hacerlo realidad.
Al emprender el viaje, el paisaje, especialmente después de su segunda mitad de recorrido y pasar las casas y carreteras, es precioso y puro. Siendo aún más alucinante al final de la primavera o en el verano.  Al terminar se puede comer o hacer una ruta por el bosque. Se puede visitar un pequeño museo con algunas exposiciones sobre la historia del ferrocarril, cómo funcionan los motores de vapor y la historia de la zona, incluyendo su papel en las dos guerras mundiales. En general, una gran experiencia.  

Deja una respuesta